MOTOCLUB MALLORCA CALVIÀ

fjrigjwwe9r0TABLA1:Slogan
HISTORIA CALENDARIO 2011 MERCADILLO NOTICIAS WEBS AMIGAS TRIALES VIDEOS, LICENCIAS
TRIALES

CABRIANES

COPA DE ESPAÑA

fjrigjwwe9r0TABLA1:B61
edf40wrjww2TABLA1:B61

Éxito del nuevo formato de los 2 Días de Cabrianes

Los 2 días de Cabrianes resucitan, pero de una manera especial

La primera edición del nuevo 2 Días de Cabrianes ha sido un éxito absoluto. Un trial más clásico que ninguno, en el que las motos Pre 65 y Pre 72 han sido las verdaderas protagonistas ofreciendo gran disfrute por el trial más clásico y buenas dosis de compañerismo.

Cuando en 2009 no se celebraron los 2 Días de Cabrianes muchos pensaron que este trial había muerto. Además en aquel 2008 se trataba de la 13 edición y en la camiseta conmemorativa aparecía un esqueleto trialero... Pero tras un 2009 en blanco, Cabrianes ha resucitado para volver más clásico que nunca... ¡Cabrianes ha muerto, viva el nuevo Cabrianes!

El nuevo formato de la prueba trae un montón de novedades, pero la principal es la conversión en un trial exclusivo para motos fabricadas en 1972 y anteriores. Los fundamentos para este importante cambio os los contábamos en el reportaje previo, al que os remitimos, pero conviene recordar que los 2 Días de Cabrianes han sido pioneros en pruebas de larga duración para clásicas y un referente en la evolución del trial de clásicas en España. Pero llegó el momento de establecer nuevas ideas, nuevos referentes, y volver a dar a conocer lo que en otros países europeos lleva ya tiempo funcionando con gran éxito.

Miquel Cirera sobre una Cota 247 MkI
Ramón Cirera volvía a competir tras muchos años

Damiá Picàs era el encargado de las verificaciones

El trial de clásicas no puede evolucionar si quiere mantener el espíritu con el que surgió y con ello su éxito. Pero actualmente este es el gran peligro que le acecha, la excesiva mano abierta en los reglamentos y las cada vez más frecuentes preparaciones "modernizadoras" pueden hacer que el trial de clásicas pueda llegar a evolucionar demasiado y deje de tener sentido.

En otros países esto no sucede, al menos con tanta intensidad, ya que al ser más tradicionalistas están logrando mantener en su sitio el trial clásico y potenciando además el mayor clasicismo, como se ve por la nutrida participación en las categorías pre '65. Atraer esta corriente a España, entrando de nuevo por Barcelona al igual que sucedió en los 60 con el trial, y en los 90 con el trial clásico, ha sido la gran motivación para que los 2 Días de Cabrianes vuelvan a existir, con el formato de ese trial clásico más puro del que presumen británicos y franceses y que aún es asignatura pendiente aquí.

El nuevo formato del trial establece dos niveles de zonas (amarillo y verde) y dos divisiones por edad de la moto, Pre '65 y Up to '72, o lo que es lo mismo motos de 1966 a 1972, incluyendo las fabricadas en este último año, conformándose por tanto cuatro categorías diferentes.

Las motos, protagonistas, como esta Guzzi...
...o esta Tandom

   Trial en grupo

Los pilotos se organizaron en grupos, acompañados de controles

La otra gran novedad sería el sistema de controles y de paso por las zonas. Los pilotos se distribuyeron en grupos de 6 u 8, y junto a ellos haría el recorrido en moto uno o más controles de zona. Esto supone que al llegar a cada zona, los pilotos del grupo deben esperarse unos a otros y pueden ver todo el trial de sus compañeros.

De esta manera el trial transcurre de una manera más relajada y quizás menos competitiva, lo que en opinión de los más apasionados por la competición restaba interés, pero para la mayoría tenía un gran atractivo, no sólo por lo novedoso del sistema sino por la posibilidad de realizar el recorrido con un grupo de amigos y divertirse de una manera más distendida. Y es que para triales de los otros ya tenemos unos cuantos.

Claro ejemplo del éxito de la idea fue el retorno de algunos trialeros que llevaban muchos años sin competir por unos motivos u otros, y en algunos casos por no gustarles el estres de la competición. Con este sistema no faltaron las risas y el buen humor.

Para ser la primera vez que se ponía en práctica no funcionó nada mal, aunque hubo algunos problemas por inexperiencia, principalmente con la formación de los grupos, ya que sólo había tres predefinidos.

Ricard Monge
Las Bultaco fueron abundantes

El grupo de los Montesistas

Para futuras ocasiones, en el sistema de inscripción se establecerá alguna manera para que los propios pilotos creen sus grupos anticipadamente, y los que vayan sin grupo se apunten junto a otros que quedan libres manteniendo una afinidad de niveles.

En cuanto al sistema de controles, fue un éxito total a pesar de las dudas de muchos sobre el criterio que aplicaría cada control. Y es que era lógico pensar que si a un grupo le tocaba un juez de zona severo, quedaría perjudicado en el resultado final sobre un grupo que fuese con un control más suave.

Precisamente para evitar esto, se realizó antes un breaffing a los controles, unificando criterios y con orden de ser todos extrictos. También para una mayor imparcialidad, los controles se cambiaron de grupo en cada jornada.

El resultado no pudo ser mejor y no hubo ningún tipo de queja. Ni que decir tiene que los controles se lo pasaron así mucho mejor que estando todo el día de pie en una sola zona, y que sobraron voluntarios para hacer de control, pica o lo que hiciese falta.

Jordi Molins, ahora con Ossa
Toni Bou... padre

   Buen trial y mejor ambiente

Mick Wilkinson y su Francis Barnett

Esta era una ocasión especial, la nueva etapa de los 2 días de Cabrianes había que celebrarla y para ello el viernes se organizó una cena de bienvenida en Rellinars. Para ello Ramón Palau volvió a ofrecer amable y desinteresadamente su casa, en la que se juntaron nada menos que unas 80 personas, principalmente pilotos llegados del extranjero o de muy lejos.

Al día siguiente comenzaba el trial con un ambiente inmejorable, pero en todos estaba el recuerdo del que había sido director de carrera en todas sus ediciones, Ricard Pinet. Se echaron en falta sus bromas micrófono en mano y lo bien que trataba siempre a todos los pilotos, siempre le recordaremos. Pero no faltó Vera en la jornada del domingo, a la que todos mostraron su cariñoso apoyo.

El Triangle Magic con Jaume Casadesús al frente y en colaboración un año más con el Moto Club Baix Berguedá, tenía todo perfectamente organizado.

Las inscripciones transcurrieron con rapidez y en ellas se repartieron las preciosas placas de aluminio personalizadas, en las que figuraba el nombre de cada participante, así como una bonita camiseta con los nuevos logos Pre '65 y Pre '72.

Javier Gil con BSA
Marco Alvarez con Ossa MAR

Las Ossa MAR, y Francesc Estrada con mono clásico

Las inscripciones habían sido un éxito, pues hubo 74 participantes pese a que fallaron una decena de inscritos a última hora por diversas causas. Para las próximas ediciones es bastante probable que se establezca un límite de 120 participantes, entre los que tendrán preferencia los que han sido habituales a esta cita.

Entre ellos muchos extranjeros, destacando el británico Mick Willckinson, piloto oficial del Europeo y en los SSDT, hermano del más conocido Bill Wilckinson. Los suizos fueron numerosos, destacando el veterano ex-campeón de Suiza Ernst Stampfli, que a sus 72 años sigue dando guerra acompañado por su hijo Alexander. Algunos como el italiano Sabino Gilardini tenían el mérito de haber alargado su estancia en Cataluña para estar en Cabrianes, ya que el fin de semana anterior había competido en Santigosa. Lástima que como 7 días antes su Gilera fallase obligándole a la retirada cuando marchaba segundo en Verdes Pre '65.

También hubo participantes españoles destacados, como Miquel Cirera y su hermano Ramón, que volvía aunque sigue practicando trial con su Montesa moderna, no competía en un trial desde hace muchos años. De hecho la última vez que utlizó una moto clásica fue cuando estas eran "modernas".

Impecable Bultaco modelo 49
Patrick García y su Ariel

Ramón Membrives y su especial McLaren Suzuki

Junto a Pim Terricabras, Joan Cañellas, Toni Bou padre y otros formaron un grupo tan Montesista como familiar, ya que les acompañaban sus hijos y otros amigos y familiares. Destacó también el atuendo totalmente clásico y acorde con la época de las motos que utilizaron los dos Cirera, ¡bien hecho!

Si todos los años el parque cerrado situado en la Escuela de Cabrianes había resultado espectacular por su variedad, esta vez era aún más, y es que las motos que tuvimos el placer de ver rodar en Cabrianes eran auténticas joyas, algunas de ellas muy especiales. En las verificaciones no podía faltar el coleccionsita y excampeón de Catalunya Pre '72 Damià Picas, al que no se le escapaba un sólo detalle sobre la originalidad de las motos y su equipamiento, como debe ser.

Entre las motos más especiales destacaba la curiosa McLaren Suzuki de 1971 que pilotaba Ramón Membrives, una moto realizada por la famosa escudería de Fórmula 1, con un chasis monocasco de aluminio y equipada con un motor Suzuki de sólo 118cc. También la veterana Franciss Barnett original de Mick Wilkinson, la Moto Guzzi de Javier Conde, la Tandom de José Luis Catena, la Dot de Xavier Ribot, las Impalas y Sherpas N, y por supuesto las BSA, Triumph, Ariel y las Montesa, Bultaco y Ossa.

Enrique González de Castejón co Triumph
Hubo bastantes Cotas 247

Estel Ramoneda con Triumph

Desde luego hacer trial con cualquiera de estea veteranas trialeras tiene gran mérito y resulta tan exigente como gratificante, no dejéis de hacerlo si tenéis la oportunidad, eso sí, con zonas adaptadas a lo que se estilaba por los años 60.

Y hablando de zonas, se habían preparado 25 a lo largo de un extenso recorrido, de las cuales los pilotos amarillos comenzaban en la 4 y realizaban un total de 20. Para los verdes se marcaron tres zonas nuevas en la jornada del domingo. Todas ellas eran cortas y rápidas, para no demorar demasiado el tiempo de cada grupo en zona, lo cual se logró ya que sobre las dos ya habían terminado todos los participantes y pasaban a la nave donde les esperaba una merecida comida.

Se pretendía que las zonas fuesen fáciles y divertidas, accesibles para todos, de echo se pensaba que los vencedores finalizarían con uno o dos puntos, pero al final las zonas resultaron más selectivas de lo previsto, aunque en ningún caso difíciles ni peligrosas.

El trial fluyó mucho mejor de lo que se esperaba, sorprendiendo a los propios organizadores, y es que no hubo colas ni se tuvieron que esperar unos grupos a otros pues cuando unos llegaban a la siguiente zona, los anteriores ya se habían ido o estaban a punto de hacerlo. Así todo resultó bajo control, haciendo que tanto los participantes como los organizadores acabasen realmente contentos.

La curiosa Dot de Xavier Ribot
Las BSA también fueron numerosas

Vera y Rosa con el trofeo a la colaboración

Además el tiempo acompañó, ya que aunque el cielo estaba gris la lluvia no apareció, tan sólo cayeron cuatro gotas durante la noche del viernes que ayudaron a quitar el polvo de los caminos, y un poco más en la noche del sábado, causando únicamente que un par de zonas quedasen resbaladizas por la formación del barro arcilloso típico del lugar.

Tras la comida del domingo se entregaron los trofeos a los ganadores y se repartieron los premios especiales, recayendo el Trofeo Señor de Cabrianes en Miquel Cirera, por su fidelidad con este trial y por haber logrado la participación de pilotos como Amós Bilbao, Laia Sanz o Takahisa Fujinami. De echo este año casi todo el grupo Montesista que os contamos antes acudía con motos de su colección particular. Miquel se tuvo que retirar por problemas mecánicos, pero este premio le hizo olvidar el mal momento de no poder seguir el trial hasta el final.

El otro trofeo especial fue para Carol, la mujer de Francesc Estrada, por sus años de colaboración como control o este año con su gran ayuda a nivel informático. Jaume Casadesús aprovechó para comentar que hay mucha gente que merece este trofeo, pero que sólo hay uno, así que en próximas ediciones...


La James Ramón Seuba

   Resultados competidos

Aunque en este nuevo formato el ambiente de los Dos Días de Cabrianes fueron quizás menos competitivo, la realidad es que los resultados están ahí, y estos no dejaron de ser interesantes y muy luchados.

Así que al final todos tuvieron lo que buscaron, la gente que prefiere las actividades en las que sacar su moto clásica para dar una vuelta tranquila, sin sufrir físicamente ni maltratar su moto vio en este formato algo ideal, pero también quienes lucharon en cada zona por los puntos y esperaron con ganas los resultados, tuvieron sus dosis de emoción, aunque en menor cantidad de lo habitual.

Pasando a dar un pequeño repaso por las clasificaciones y comenzando por las dos categorías del nivel superior, el verde, en Pre '65 se pudo ver una interesante y apretada lucha entre varios pilotos de altísimo nivel. El sábado se destacaba ligeramente el excampeón de Catalunya Masters Joan Rovira sobre su BSA B40 al lograr completar las 25 zonas a cero, algo que a punto estuvo de conseguir también Josep Buixó con idéntica montura al sumar 3 puntos. El suizo Alexander Stampflu se colocaba tercero empatado a 6 con Angel Magriñà.

Joan Rovira con BSA
Angel Magriñá sobre BSA B40

Joan Cañellas con la primera Montesa Cota 247

En la segunda jornada era Joan Figols sobre su Bultaco 200 réplica Sherpa N quien lograba el cero, mientras Stampfli sumaba sólo 1, Magriñá 2, y los dos pilotos de cabeza se dejaban 4. Pese a ello Joan Rovira lograba mantener el liderato y era el ganador con 4 puntos, seguido de Josep Buixó con 7 empatado a puntos con Alexander Stampfli, dejando a Magriñá fuera del podio por un sólo punto. Estos cuatro pilotos coparon un cuarteto dominador de BSA B40, al que ni siquira las 2 tiempos españolas como la Bultaco 200 de Figols o las Montesa Impala trial lograron superar. En total nada menos que 22 pilotos tomaron parte en esta vistosa y selectiva categoría, en la que las zonas fueron sencillas para los primeros pero no tanto para los de mitad de la tabla.

En Verde Pre 72 hubo 21 pilotos, y como se aprecia en las clasificaciones las zonas tampoco resultaron tan sencillas. Pim Terricabras recuperaba la Cota 247 oficial que perteneció a su padre y daba todo un recital de pilotaje al conseguir apenas un punto, pero no le andaban lejos Ricard Monje con su Sherpa 49 (4 puntos), o su buan amigo desde la infancia Joan Cañellas con otra 247 (8). Arnau Rafat, infiel a Montesa para la que trabaja, se colocaba con su Sherpa kit con 9 puntos y le seguían Francesc Estrada con 10, este sí fiel a Ossa con su impecable MAR, y el veterano Soldevila con 11.

Joan Figols con la Bultaco 200
Josep Soldevila y su Sherpa Kit

Nacho Martín y su BSA B40

Precisamente Estrada marcaba el mejor parcial del domingo con 2, y tras él los fundadores de Montesaweb Terricabras y Cañellas marcaban 8, seguidos del triple empate a 13 entre Monge, Rafat y Soldevila. Al final Pim se llevaba la victoria con 9 puntos, seguido de Estrada con 12 y Cañellas con 16.

En Amarillo Pre 65, 20 pilotos se dieron cita, como véis las categorías estuvieron muy repartidas. Aquí las cosas fueron algo más sencillas, y los puntos eran muy escasos entre los primeros. José Mª Martínez Martínez se ponía líder el primer día con sólo 1 punto sobre su impecable Montesa Impala, con 3 le seguía la BSA C15 de Joan Mir empatado con el suizo Ralph Kunz, y con 2 puntos más la BSA B40 de Javier Gil. Patxi Martínez, Agustín Fernández y Mick Wilkinson se situaban a continuación.

El domingo José Mª Martínez y Joan Mir volvieron a ser los mejores, con un sólo punto cada uno de ellos, por lo que el levantino se llevaba la victoria con 2 puntos por los 4 de Mir, completando el podio Javier Gil con 12, tras el desempate a puntos con Kunz. El veterano Wilkinson demostraba que la edad no importa tanto en esto del trial y se colocaba quinto con 13 puntos tras hacer el segundo mejor parcial del comingo con 3 puntos.

Miquel Cirera y su estilo auténticamente clásico
Membrives y su McLaren en acción

Miguel Sánchez Monje y su Cotton Cavalier

La categoría Amarillo Pre 72 fue la más escasa al contar con 11 participantes, y como en las demás la lucha por los puestos de podio fue muy disputada. Tres pilotos estaban realmente apretados al final del primer día, pues aunque Miquel Aguadé y su Cota 247 MkII sumaban 2 puntos, Jordi Molins y Joan Forrelland marcaban 3, el primero a los mandos de su Ossa MAR y el segundo con una 247 MkI. Ignaci Pellicé ponía la primera Bultaco en la clasificación con 8 puntos, tras Esteve Vilalta con su Greeves (10), Marco Alvarez con Ossa (11) y Josep Isern que retornaba al trial, con 12.

El domingo era Alvarez quien lograba el mejor parcial con 1 punto, pero se quedaba fuera del podio ante los buenos resultados de Aguadé (2), Molins (3) y Forrelland (4) que eran los que subían al podio en este orden al sumar 4, 6 y 7 puntos respectivamente.

Buen comienzo de etapa por tanto para la nueva era de los 2 Días de Cabrianes, tras un trial en el que todos terminaron contentos, se lo pasaron genial y disfrutaron de esta nueva fórmula de hacer trial de un modo distendido y diferente a todas las que conocemos. Por tanto el nuevo Cabrianes está en el buen camino, todo funcionó mejor de lo esperado y seguro que como en su anterior etapa, irá a más cada año. Ya sabéis los que os lo perdísteis, tenéis un año para preparar vuestras motos más clásicas... y quien sabe si aprovechando el puente de 2011 Cabrianes no pasa a ser un trial de 3 días...

Ralph Kunz llegaba desde Suiza
Sabino Gilardino con Gilera

CLASIFICACIONES SABADO
Amarillo Pre 65Amarillo Pre 72Verde Pre 65Verde Pre 72
CLASIFICACIONES DOMINGO
Amarillo Pre 65Amarillo Pre 72Verde Pre 65Verde Pre 72
CLASIFICACIONES FINALES
Amarillo Pre 65Amarillo Pre 72Verde Pre 65Verde Pre 72

   Galería de fotos

 

  Reportajes anteriores de Cabrianes:  2002200320042005200620072008
  Previo


RECOMIENDANOS/a>

AGREGAR A FAVORITOS