MOTOCLUB MALLORCA CALVIÀ

fjrigjwwe9r0TABLA1:Slogan
HISTORIA CALENDARIO 2011 MERCADILLO NOTICIAS WEBS AMIGAS TRIALES VIDEOS, LICENCIAS
HISTORIA

HISTORIA CAPITULO 2

fjrigjwwe9r0TABLA1:B12
edf40wrjww2TABLA1:B12

Historia del Motoclub / 2ª Etapa 1989-2006


En el año 1989 y por iniciativa de Tomeu Nadal de Motos Mallorca i de Joan Villalonga, se decidió “resucitar” al MCM que no merecía dormir el sueño de los justos después de haber vivido tanta gloria motorista.

A esta idea se le unieron otros entusiastas y se dieron los pasos necesarios para constituir una nueva asociación que dió lugar a una nueva junta directiva de la que fué Presidente Miguel Puigserver, un ex piloto de trial que gozaba de popularidad en el mundillo motociclista de aquellos años por haber sido campeón de Baleares en varias ocasiones.


De esta junta directiva formaron parte Jaume Roig, otro piloto de trial tambien campeón de Baleares durante muchos años, Tomeu Nadal, Joan Villalonga, Toni de Luis,Julian Garcia y Javier Huertas que paulatinamente fueron sustituidos por otros elementos más afines a la politica de Puigserver y más comprometidos en el día a día del MCM. La sede social del mismo pasó a Calviá y los años que siguieron fueron un “revival” de gran intensidad. 
Las motos españolas de velocidad habían sido superadas por las extranjeras y los fabricantes se habían volcado en la fabricación de motos de fuera de carretera, donde cosechaban no pocos éxitos. El MCM se volcó en la organización de pruebas de esta modalidad y en Marzo de 1990 organizó el “1er Enduro Villa de Calviá” con un gran número de participantes y que animó a organizar más pruebas.


Durante las fiestas patronales de Calviá se llevó a cabó la “Primera Concentració de Motos Antigues” que a pesar de constituir un memorable éxito no tuvo continuación. Pasados unos años habiendo organizando pruebas de enduro se consiguió construir un circuito de moto-cross en Calviá, con la colaboración del Ayuntamiento que cedió los terrenos y que se conoció como “Ses Quarterades”.

Este circuito se inauguró el siete de Noviembre de 1993 con una carrera de moto-cross que ganó el piloto José del Barrio en 250 cc y Lito Bosch en 125 cc, Biel Pons lo hacía en 80cc.
Poco después se organizaron en el mismo circuito las primeras “2 horas de Resistencia de Enduro” que ganaron José Pérez, piloto oficial de Alfer y el piloto local Joan Mir del MCM, que había ganado ya en tres ocasiones el campeonato de Baleares de moto-cross.


Cada año se organizaba por el MCM la prueba estrella que era el “Enduro Villa de Calviá”. La aficción por el enduro alimentada por ex-crossistas crecía dia a dia y el MCM canalizaba las aspiraciones entre tramos cronometrados de enduro y carreras de esta especialidad.


Las montañas de Calviá estaban todavía libres de legislaciones proteccionistas y fueron escenario de no pocas pruebas de gran dureza y bellos recorridos. Eran años de euforía y todos ayudaban en la organización de pruebas que dejaban a los participantes bastante satisfechos. 


El piloto local del MCM Pep Canals se erigió en un gran especialsta de esta modalidad y fué vencedor en numerosas pruebas, conquistando varios campeonatos de Baleares en diferentes categorías.
A las mismas acudían muchos buenos pilotos entre los que cabe destacar a Leo Diaz,
Felipe Beltrán, Joan Mir,Emilio Rodriguez,Jaume Pons, Salva Canudas,Rafa Cañellas etc.


Fueron pasando los años y los “verdes” ya comenzaban a presionar a los políticos para proteger el medio ambiente. Las motos de enduro ya no eran bien vistas y no pocos payeses ante el uso y abuso de los inevitables vándalos que siempre pretenden emular a los deportistas, tomaron medidas drásticas para impedir el paso de motos a sus fincas. Era la caída inexorable de la moto de enduro cuyo ámbito de acción se limitaba a cursos de torrentes y poco más. Los problemas con cazadores, excursionistas y propietarios de fincas estaban al orden del día.


A nivel de junta directiva, después de tantos años, ya habían aflorado discrepancias que se solucionaron con la salida de M. Puigserver como Presidente, que cerró una década de esplendor para el MCM. Corría el año 1999 cuando fué sustituido por Jaume Pons y una nueva junta con Pedro Mir, Joan Mir, Matias Cantarero,Joan Martorell i Toni Matias que ya estaban completamente involucrados desde hacia años en la organización de carreras. El MCM pasó a denominarse oficialmente Moto Club Mallorca Calviá.


Pero las facilidades para organizar pruebas de fuera de carretera ya no existían y por otra parte la moto de velocidad volvía a ser la reina del motociclismo. Ya habían llegado éxitos muy importantes de pilotos españoles en el “ Continental Circus” arrastrando a gran número de aficcionados a esta especialidad que crecía en número de participantes.


Pero, el MCMC que se había fundado y crecido con esta especialidad ya no tenía experiencia en la organización de este tipo de carreras. Por su aficción y dedicación exclusiva a la moto verde no había desarrollado conocimientos en el mundo de la velocidad.


Por ello, se entró paulatinamente en una etapa de apatía general con muy pocas pruebas deportivas y el MCMC adoptó más una vertiente de tipo social. El organizar pruebas de fuera de carretera era ya imposible y se cayó en la autocomplacencia, manteniéndose la masa social unida gracias a no pocas reuniones-cena que se prodigaban a menudo.El MCMC se estaba convirtiendo en una sociedad gastronómica.
Las únicas actividades deportivas por parte del MCMC eran travesias y raids que se realizaban una vez al año y que parecían satisfacer a sus miembros. 

El resurgir del trial clásico sacudió de nuevo las conciencias y se despertaron de nuevo inquietudes deportivas, decidiendo la mayoría participar como pilotos en pruebas de clásicas y volver a organizar triales que al fin y al cabo no requerían gran espacio de terreno que, afortunadamente estaba al alcance.
Se entró en una locura colectiva para adquirir de nuevo las motos que se habían arrinconado o vendido hacía muchos años y que fueron las fieles compañeras de juventud. 


Se recorrieron viejos itinerarios disponiendo ya de zonas donde entrenar y pasar la mañana. El milagro ya se había producido ; todos estaban dispuestos a organizar carreras otra vez, pocas, eso sí, pero selectivas donde los pilotos pudieran pasarlo bien como en los viejos tiempos.
La primera carrera que se organizó fué el 6 de Diciembre de 2004 en los alrededores del molino de Santa Ponça y fué un éxito de participación y organización. Fué el pistoletazo de salida en la nueva estapa del MCMC.


A esta prueba siguieron otras puntuables para el campeonato de Baleares de trial para clásicas que fueron mejorando y subiendo de nivel, hasta que se decidió entre los más apasionados miembros de la vieja junta y otros nuevos entusiastas organizar una prueba de alto nivel con pretensiones de convertirla en una de las importantes del calendario nacional y quizás internacional.



RECOMIENDANOS/a>

AGREGAR A FAVORITOS